CITAS
Para algunas cosas disponemos de un talento natural; otras hay que aprenderlas. Algunas cosas, sencillamente, somos incapaces de hacerlas. - Sidney Lumet

Coaching en el ámbito empresarial: ¿Lujo o necesidad?

El coaching ya ha sido reconocido como la herramienta más eficiente para el cambio de conductas profesionales.

Desde que hace quince años la pasión por esta modalidad de acompañamiento profesional me atrapó he tenido el privilegio de disfrutar de más de 4.500 horas de coaching con todo tipo de profesionales en el mundo de la empresa, incluidos algunos CEO’s de las firmas más visibles del panorama empresarial. Con independencia de algunas excepciones puntuales, donde la prioridad en ese momento no era el desarrollo, la casi totalidad de clientes que tuve me reconoció, al finalizar su proceso, que ha sido la experiencia para su desarrollo más enriquecedora y práctica que han vivido durante su carrera en el mundo laboral.

Es el coaching, por tanto, ¿un lujo o una necesidad?

Para mí, la utilización de este enfoque para el desarrollo en las empresas ya no es una opción, sino una necesidad. Un “must”. ¿Se podría trabajar en la actualidad sin telefonía móvil y sin correo electrónico? Sin duda la respuesta es sí, pero sería como pelear con flechas y lanzas contra una competencia que ya dispone de artillería pesada. De hecho reconozco que todavía hay empresas que dedican su presupuesto de formación (las que lo tienen…) en proporcionar exclusivamente capacitación técnica, imprescindible por otro lado en cualquier sector aunque insuficiente a todas luces para el desarrollo de una cultura organizacional basada en valores vanguardistas como la innovación, la creatividad o la adaptación.

El cambio de paradigma que se está instalando en las personas que se incorporan al mundo laboral ya ha pasado de “vivir para trabajar” a “trabajar para desarrollarse, crecer, disfrutar y sustentar una forma de vida”. De igual modo, las empresas que únicamente pongan foco en la formación técnica y en los resultados están condenadas a ser testigos de como el talento se les escapa de sus estructuras. El coaching ha pasado en pocos años de ser un lujo a ser una necesidad para la supervivencia de las organizaciones, de igual forma que el aire acondicionado en los coches pasó en pocos años de ser una opción a un elemento de serie en todos los coches de nueva fabricación.

En el ámbito del liderazgo, el coaching provoca un cambio de foco entre los managers que animan y coordinan equipos. Ya no se centrarán exclusivamente en los números sino en las personas y los procesos que generan esos resultados. Pasaran de sermonear a preguntar y escuchar. De ser tan solo administradores de un área a convertirse en los impulsores de nuevas posibilidades. De mantener a desarrollar. De ordenar a inspirar. De empujar a atraer. De tomar decisiones a formar a otros para que las tomen. De regañar a medir el progreso de sus colaboradores dándoles posteriormente feed back. De alimentar la burocracia y desarrollar rígidas estructuras a dar visión y flexibilizar los entornos. De basar su autoridad en el poder y la coacción a alimentar un contexto de responsabilidad compartida basada en la confianza. En definitiva, a proporcionar ese espacio laboral de crecimiento y disfrute que buscan las nuevas generaciones en las que el sentido del éxito ha cambiado.

Si quieres conocer más a fondo lo que el coaching puede hacer por aquellas personas que toman decisiones en la empresa al más alto nivel, te animo a leer “Desnudando el alma del directivo”, de la editorial Biblioteca Nueva, escrito por ocho amigos y colegas entre los que me incluyo. Entre sus páginas encontrarás las claves intimistas de cómo el coaching genera cambios de paradigma y de comportamiento.

Te deseo que consigas tu sentido del éxito.

Artículo escrito por Jorge Salinas, Presidente del Grupo Atesora y fundador de Lider-haz-GO

2 Comentarios en "Coaching en el ámbito empresarial: ¿Lujo o necesidad?"

  • comment-avatar
    Miguel 8 febrero, 2016 (7:24 pm)

    Personalmente creo que es una necesidad ante tanta poca calidad en la dirección de equipos.
    En todo caso, creo que la clave es que se haga con PNL de cara potenciar la calidad de los resultados.
    Saludos!!!

  • comment-avatar
    Alfonso Muñoz-Cobo 9 febrero, 2016 (6:59 pm)

    Interesante artículo Jorge, a ver si se van enterando que la necesidad del coaching es para permitir que se trabaje mejor, posiblemente más, pero sobre todo siendo persona y feliz!

Escribir un comentario

Su email no será publicado