CITAS
El talento es algo bastante corriente. No escasea la inteligencia, sino la constancia. - Doris Lessing

La mayoría de discapacitados pide un empleo igualitario

El 84 % de las personas con discapacidad piden un empleo como deseo para 2016, haciendo hincapié en que sea “igualitario” y no una demostración de “caridad o filantropía” por parte de las empresas, según revela una encuesta realizada por la Fundación Adecco a un total de 200 personas.

Con esta encuesta, la fundación ha querido profundizar así en los deseos y aspiraciones de las personas con discapacidad de cara al próximo año, revelando que otorgan una mayor importancia a “la salud, la igualdad de oportunidades o la normalización”.

En esta línea, recoge que las personas con discapacidad han expuesto que, en pleno siglo XXI, “las empresas deben tomar conciencia de que un certificado de discapacidad no anula ni merma la capacidad de trabajar de una persona, sino que aquél que lo posee cuenta con fortalezas, competencias y habilidades, como cualquier otra persona”.

Además del trabajo, entre los deseos para 2016 de los encuestados, figuran la salud (para el 90 por ciento), la igualdad, normalización y accesibilidad (para el 77 por ciento), la paz en el mundo –fin de las guerras y del terrorismo– (para el 45 por ciento) y deseos personales como viajar o tener su propia vivienda (20 por ciento).

La encuesta deja datos como que las personas con discapacidad quieren que la sociedad “reconozca sus capacidades, a través de una visión renovada que destierre la asociación de discapacidad con dependencia e inactividad. En este sentido, algunas de las respuestas obtenidas por Adecco han sido “que las empresas nos miren con respeto, no con compasión”, “que no nos vean como una carga para el Estado, sino como parte de la economía productiva”, “que podamos trabajar igual que cualquier otra persona y nos valoren por lo que podemos hacer”.

CONTRATO DE PERSONAS CON DISCAPACIDAD, PARA “CUMPLIR CON LA LEY”

El 80 por ciento de los entrevistados ha lamentado que las personas con discapacidad sigan ocupando puestos de baja responsabilidad, sin tener presencia habitual en cargos directivos y un 62 por ciento ha subrayado que la contratación de personas con discapacidad obedece mayoritariamente a un afán de cumplir con la ley, en lugar de a una verdadera normalización de la discapacidad en el tejido empresarial.

Desde Adecco han señalado que el empleo de las personas con discapacidad ha seguido una tendencia ascendente, alcanzando, durante varios años consecutivos, un máximo histórico en el volumen de contratos. Así, han asegurado que “2015 no será una excepción y volverá a finalizar con un nuevo récord, que de hecho ya se ha alcanzado en los 11 primeros meses del año, pues entre enero y noviembre las personas con discapacidad han firmado 87.851 contratos, un 6 por ciento más que en todo el 2014”.

A pesar de esta cifra, la fundación ha reconocido que aún queda camino para alcanzar “las cotas deseables de normalización”, puesto que la tasa de actividad es del 36 por ciento, lo que significa que el 64 por ciento de las personas con discapacidad en edad laboral no tiene empleo ni lo busca, por motivos tales como la sobreprotección de la familia, el desconocimiento a la hora de buscar trabajo, el miedo al rechazo, los estereotipos y falsas creencias que muestran algunas empresas, la ‘cultura del subsidio’, “que garantiza unos recursos mínimos y puede fomentar la inactividad”

MEDIDAS PARA FAVORECER EL EMPLEO

Son las propias personas con discapacidad las que señalan las medidas que pueden impulsar el empleo entre su colectivo. Así, un 85 por ciento exige “mayor concienciación y sensibilización en las empresas”, seguido de un 71 por ciento que pide “más apoyos a las personas con discapacidad en su búsqueda de empleo, el 69 por ciento opina que la clave es “revisar las políticas educativas” desde la infancia, que normalicen la discapacidad entre los más pequeños y erradiquen conductas como los prejuicios, el desconocimiento o la sobreprotección.

Por último, los encuestados critican la existencia de barreras a la hora de acceder al ocio y la cultura. Así, el 52 por ciento admite encontrar obstáculos para hacerlo a través de barreras arquitectónicas (instalaciones poco accesibles), de comprensión (actividades poco intuitivas, insuficiente explicación de las mismas), sociales (prejuicios por parte de una sociedad poco acostumbrada a tratar con personas con discapacidad en estos ambientes) o de apoyo (falta de personal que apoye las necesidades específicas de las personas con discapacidad).

Todavía no hay comentarios en "La mayoría de discapacitados pide un empleo igualitario"

    Escribir un comentario

    Su email no será publicado